IMV. Prestación Económica del Mínimo Vital

Según lo dispuesto en el Real Decreto Ley 20/2020 de 29 de Mayo se publica en el BOE número 154 de 1 de Junio, la prestación económica mensual denominada Mínimo Vital con un máximo de dos titulares del ingreso mensual por cada domicilio. Dicha prestación es posible que sea gestionada por las comunidades autónomas a partir del próximo año.

Se trata de una prestación no contributiva de carácter subjetivo e intransferible para aquellos hogares que se encuentren en situación de pobreza severa, actualmente agravada por la pandemia del coronavirus Covid-19 según lo dispuesto en los artículos 1, 2 y 3 del R.D.Ley. Y su pago será mensual cobrándose doce pagas.

A continuación les indicamos algunas de las cuestiones más solicitadas en la gestión de la misma.

1. ¿Desde cuándo puede solicitarse el ingreso mínimo vital?

El plazo para solicitar la prestación se inicia el lunes 15 de junio de 2020.

Para dar tiempo a que los interesados puedan disponer de la información y documentación necesarias y evitar la pérdida de derechos, las solicitudes presentadas entre el 15 de junio y el 15 de septiembre  tendrán,efectos económicos desde el 1 de junio de 2020, si son aprobadas y  siempre que los requisitos se cumplan a dicha fecha. En caso de no cumplirlos en esa fecha, los efectos económicos se fijarán el día primero del mes siguiente a aquel en que se cumplan los requisitos.

Tenga en cuenta que, debido a la situación sanitaria, los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) permanecen cerrados al público, por lo que le recomendamos que utilice los servicios electrónicos de la Sede electrónica de la Seguridad Social para presentar sus solicitudes.

2. ¿Tengo que acudir a una oficina para solicitar el ingreso mínimo vital?

No es necesario acudir a una oficina de la Seguridad Social (CAISS) para solicitar el ingreso mínimo vital.

En este momento los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) permanecen cerrados. A medida que la situación sanitaria lo permita los CAISS irán reabriendo sus servicios de atención al público de forma escalonada y con un estricto control de aforo. Esto hará que en ocasiones no resulte posible obtener una cita para ser atendido presencialmente.

Por ello es muy recomendable utilizar los servicios web del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en la Sede electrónica de la Seguridad Social, donde los ciudadanos, con un teléfono móvil, una tablet o desde un ordenador, pueden presentar su solicitud de forma segura cualquier día de la semana y a cualquier hora, sin necesidad de certificado electrónico o Cl@ve, ni realizar desplazamientos

3. ¿Cómo puedo presentar mi solicitud por internet?

Para presentar su solicitud por internet, a partir del 15 de junio, tiene dos posibilidades:

  • Si no tiene certificado electrónico o contraseña cl@ve para identificarse puede usar el Servicio Ingreso Mínimo Vital sin certificado.

Se le ofrece un formulario en el que tendrá que incluir su información y la de las personas que, en su caso, formen parte de su unidad de convivencia. Tendrá que adjuntar una imagen de su documento de identidad y de los documentos necesarios para resolver su solicitud.

  • Si tiene certificado electrónico o contraseña cl@ve le recomendamos que utilice el  Servicio Ingreso Mínimo Vital con certificado o contraseña. Accederá a un formulario en PDF en el que incluir la información necesaria y, como en el caso anterior, tendrá que adjuntar una imagen de su documento de identidad y de los documentos necesarios para resolver su solicitud. Puede utilizar este servicio a través de otra persona que disponga de certificado electrónico o contraseña cl@ve, que actuará como su representante para este trámite.

4. ¿En qué plazo se resolverá mi solicitud de ingreso mínimo vital?

El plazo máximo para resolver su solicitud es de tres meses desde la fecha de presentación.

Transcurrido dicho plazo sin que se hubiera producido resolución expresa, se entenderá denegada la solicitud por silencio administrativo.

Cuando se solicite antes del 15 de septiembre,  la prestación será reconocida con efectos económicos desde el 1 de junio de 2020 si en dicha fecha cumple todos los requisitos. En caso de no cumplirlos en esa fecha, los efectos económicos se fijarán el día primero del mes siguiente a aquel en que se cumplan los requisitos.

5. ¿Qué pasa si he olvidado enviar con mi solicitud algún documento necesario?

Desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) nos pondremosen contacto con usted para indicarle la documentación necesaria para resolver su solicitud y darle un plazo para presentarla.

Para agilizar las gestiones es muy importante que nos indique en su solicitud un número de teléfono o dirección de correo electrónico para poder comunicarnos con usted, además de la dirección de su domicilio habitual.

6. Si tengo alguna duda, ¿cómo puedo informarme?

En este apartado de la web dispone de información útil sobre el ingreso mínimo vital.

Además, en la propia web de la Seguridad Social tiene un apartado específico con información completa sobre el ingreso mínimo vital.Puede utilizar también el Simulador del IMV para comprobar si, con la información que nos aporte, podría tener derecho a la prestación y el importe que le correspondería, en su caso. Tenga en cuenta que este simulador se pone a su disposición con una finalidad meramente informativa y sin que pueda crear derechos o expectativas de derechos. Para solicitar la prestación deberá formular su solicitud a través de nuestros servicios electrónicos, con o sin certificado digital o Cl@ve.

7. ¿Qué es una unidad de convivencia?

La unidad de convivencia está formada por todas las personas que vivan en el mismo domicilio, unidas por vínculo matrimonial o que se hayan constituido como pareja de hecho, y sus familiares hasta el segundo grado por consanguinidad  afinidad o adopción u otras personas con las que conviva en virtud de guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente.

También se considera unidad de convivencia una persona víctima de violencia de género que haya abandonado su domicilio familiar acompañada de sus hijos o menores en régimen de guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente y sus familiares hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad; así como   la formada por una persona que haya iniciado los trámites de separación o divorcio y sus hijos o menores y sus familiares hasta el segundo grado por consanguinidad,  afinidad o adopción.

Por último, son unidades de convivencia las formadas por dos o más personas mayores de 23 años o menores de 65 que habiten el mismo domicilio sin mantener entre sí una de las relaciones señaladas en los puntos anteriores, siempre que hayan vivido de forma independiente al menos los 3 años anteriores a la solicitud, salvo que hayan abandonado el domicilio habitual por ser víctimas de violencia de género, hayan iniciado trámites de separación o divorcio u otras circunstancias que se determinen. Estas unidades de convivencia pueden compartir vivienda con otra unidad de convivencia constituida por miembros de una familia o relación análoga.

Las personas titulares, cuando estén integrados en una unidad de convivencia, deberán tener una edad mínima de 23 años, o ser mayor de edad o menor emancipado en caso de tener hijos o menores en régimen de guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente.

8. ¿Qué requisitos debo cumplir para tener derecho al ingreso mínimo vital?

Los requisitos básicos son:

  • Tener residencia legal y efectiva en España de forma continuada durante al año inmediatamente anterior.
  • Encontrarse en situación de vulnerabilidad económica, lo que se acredita teniendo en consideración su patrimonio y su nivel de ingresos y rentas.
  • Haber solicitado las pensiones y prestaciones vigentes a las que pudieran tener derecho, en los términos que se fijen reglamentariamente. Quedan exceptuados los salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ayudas análogas de asistencia social concedidas por las comunidades autónomas.
  • Que la unidad de convivencia este formada desde hace un año.
  • Figurar inscritas como demandantes de empleo, en el caso de personas mayores de edad o menores emancipados, que no estén trabajando.
  • Además de estos requisitos generales deberá reunir una serie de condiciones referidas a sus circunstancias personales y/o a las de su unidad de convivencia.

9. Vivo solo y no hay personas que dependan de mí. ¿Puedo tener derecho a la prestación?

Sí, debe tener entre 23 y 65 años y no estar casado (salvo que esté en trámite de separación o divorcio) ni  unido a otra persona como pareja de hecho.

Así mismo, debe haber vivido de forma independiente al menos durante los tres años anteriores y haber cotizado a la seguridad social al menos un año, con el fin de que quede acreditada su independencia económica. El requisito de vivir de forma independiente y la cotización a la seguridad social no es necesario si ha abandonado el domicilio habitual por ser víctima de violencia de género o ha iniciado los trámites de separación o divorcio.

No tienen derecho a la prestación las personas usuarias de una prestación de servicio residencial, de carácter social, sanitario o sociosanitario, con carácter permanente y financiada con fondos públicos, salvo en el supuesto de mujeres víctimas de violencia de género o víctimas de trata de seres humanos y explotación sexual.

También pueden tener derecho las mujeres mayores de edad víctimas de violencia de género o víctimas de trata de seres humanos y explotación sexual.

10. ¿Qué miembro de la unidad de convivencia debe solicitar la prestación?

Cualquier miembro de la unidad de convivencia con plena capacidad de obrar puede solicitar la prestación, si bien la solicitud debe presentarse con la firma de todos sus integrantes.

Debe tratarse de una persona, mayor de  23 años y menor de 65 años, salvo que la unidad de convivencia esté formada sólo por mayores de 65 años y menores, en cuyo caso podrá solicitarla la persona mayor de 65 años. En el supuesto de que tenga hijos o menores en régimen de guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente, podrá solicitar la prestación siempre que sea mayor de edad o menor emancipado.

La persona que solicita la prestación en nombre de una unidad de convivencia asumirá la representación de la citada unidad.

11. ¿Todos los miembros de la unidad de convivencia deben tener residencia legal en España?

Sí, tanto si se trata de un beneficiario individual como de los miembros de una unidad de convivencia, todos deben acreditar residencia legal y efectiva en España de forma continuada e ininterrumpida durante al menos el año anterior a presentar la solicitud, con excepción de:

  • Los menores incorporados a la unidad de convivencia por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente.
  • Las mujeres víctima de violencia de género.

12. ¿Pierdo mi condición de residente en España si viajo al extranjero?

La residencia habitual en España se mantiene aunque haya estancias en el extranjero que no superen los 90 días cada año natural o sean debidas a causas justificadas de enfermedad.

La salida y estancia en el extranjero de cualquier miembro de la unidad de convivencia debe ser comunicada previamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) indicando la duración de la misma.

El incumplimiento de la obligación de comunicar al INSS las ausencias o desplazamientos  superiores a tres meses darán lugar a la suspensión del pago de la prestación, sin perjuicio de que conlleve las sanciones oportunas y la obligación de reintegrar las prestaciones percibidas.

13. ¿Cómo se paga la prestación?

El pago de la prestación será mensual y se efectúa por transferencia bancaria a una cuenta del titular de la prestación.

El ingreso mínimo vital es intransferible. No podrá ofrecerse en garantía de obligaciones, ni ser objeto de cesión total o parcial, compensación o descuento, retención o embargo, salvo las compensaciones que se puedan realizar en los pagos por el INSS en caso de haber percibido cuantías superiores a las que correspondieran de acuerdo a los criterios y requisitos de fijación de los importes a percibir.

14. ¿Qué obligaciones asumo por ser perceptor del ingreso mínimo vital?

Las obligaciones que asumen los perceptores de la prestación son:

a) Proporcionar la documentación e información precisa en orden a la acreditación de los requisitos y la conservación de la prestación, así como para garantizar la recepción de notificaciones y comunicaciones.

b) Comunicar cualquier cambio o situación que pudiera dar lugar a la modificación, suspensión o extinción de la prestación, en el plazo de treinta días naturales desde que estos se produzcan.

c) Reintegrar el importe de las prestaciones indebidamente percibidas.

d) Comunicar al INSS con carácter previo cualquier salida al extranjero tanto del titular como de los miembros de la unidad de convivencia, haciendo constar la duración previsible de la misma.

e) Presentar anualmente declaración correspondiente al Impuesto sobre la renta de las personas físicas.

f) Si no están trabajando y se encuentran capacitados para desarrollar una actividad laboral, figurar inscritos como demandantes de empleo.

15. ¿Puedo percibir la asignación económica por hijo o menor a cargo y el ingreso mínimo vital?

Ambas prestaciones son incompatibles.

A partir de la entrada en vigor del real decreto-ley por el que se establece el ingreso mínimo vital no podrán presentarse nuevas solicitudes para la asignación económica por hijo o menor a cargo del sistema de la Seguridad Social que quedará a extinguir. No obstante, si no pudo presentar su solicitud de asignación económica por hijo o menor a cargo, durante el período del estado de alarma, podrá presentarla en los treinta días naturales siguientes a la entrada en vigor del ingreso mínimo vital, siempre que nos indique expresamente la fecha en la tenía intención de presentarla.

Si está percibiendo actualmente la citada asignación, es posible que el INSS durante la segunda quincena de junio le comunique de oficio la conversión de esta asignación al ingreso mínimo vital. Esta conversión se realizará siempre que de acuerdo con los datos que la Entidad Gestora posee de su unidad familiar, el importe del ingreso mínimo vital sea igual o más favorable. No obstante, podrá optar por mantener la asignación económica, comunicando al INSS su decisión, una vez reciba la comunicación de conversión entre prestaciones que se le envíe a su domicilio.

16. Si soy beneficiario del ingreso mínimo vital, ¿tengo que pagar la aportación para los medicamentos?

No, las personas beneficiarias del ingreso mínimo vital se encuentran exentas de la aportación de los usuarios a la prestación farmacéutica ambulatoria.

17. ¿Qué ingresos y rentas se tienen en cuenta para reconocer la prestación?

La situación de vulnerabilidad económica se determina teniendo en cuenta el promedio mensual de ingresos y rentas anuales computables del ejercicio anterior.

Excepcionalmente y cuando no sean beneficiarios de prestaciones o subsidios de desempleo, y a los exclusivos efectos de cómputo de rentas, se podrán presentar solicitudes hasta 31 de diciembre de 2020 en supuestos de vulnerabilidad económica que se hayan producido durante 2020.

En estos casos, para acreditar provisionalmente el cumplimiento del requisito de rentas, se considerarán la parte proporcional de los ingresos que haya tenido la unidad de convivencia durante el tiempo transcurrido del año 2020, siempre y cuando en el ejercicio anterior no supere la mitad de los límites de patrimonio neto establecidos de forma general para las citadas unidades de convivencia y cuyos ingresos no superen en más del 50 por ciento de los límites establecidos para toda la unidad de convivencia en el ejercicio 2019.

En todo caso en el año 2021 se procederá a la regularización de las cuantías abonadas en relación con los datos de promedio mensual del conjunto de ingresos y rentas anuales computables de la persona beneficiaria individual o del conjunto de miembros de la unidad de convivencia, correspondientes al ejercicio 2020 dando lugar, en su caso, al reintegro de la prestación.

Fuente. BOE 01/06/2020 y Seguridad Social 12/06/2020.

Si desea gestionar la prestación puede solicitar cita en el email cita@januse-asesores.com éste email no servirá para informar dado que para ésto se encuentra la administración.

Por cierto si interesan nuestros artículos y deseas estar informado/a ruego nos valore en Google Business para seguir dedicando nuestro tiempo en la publicación de los mismos sin ánimo de lucro. Así mismo les invitamos a visitar nuestra página en la que ofrecemos multitud de servicios para particulares, autónomos, profesionales, colectivos y empresas desde hace veintiséis años.

Novedades Convenio de la Construcción de Málaga 2020.

Se ha publicado una modificación del convenio de la construcción de Málaga y provincia, concretamente relativo a su calendario laboral para éste año según publicación en el boletín oficial de la provincia del pasado día 02/06/2020.

Visto el texto del acuerdo derivado de convenio sobre modificación del calendario laboral del sector de la construcción en la provincia de Málaga, firmado en la fecha 19 de mayo de 2020, con número de expediente REGCON 29/01/0061/2020 y código de convenio colectivo 29000095011982, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90.3 del Estatuto de los Trabajadores (Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre) y el artículo 8.3 del Real Decreto 713/2010, de 28 de mayo (BOE número 143, de 12 de junio de 2010), esta Delegación Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en Málaga, acuerda:


1.º Ordenar su inscripción en el Registro de Convenios y Acuerdos Colectivos de Trabajo a través de medios telemáticos, con notificación a la comisión negociadora, quien queda advertida de la prevalencia de la legislación general sobre aquellas cláusulas que pudieran señalar condiciones inferiores o contrarias a ellas y notificación a la comisión negociadora.

2.º Disponer su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia. En Málaga, 25 de mayo de 2020. La Delegada Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en Málaga, María del Carmen Sánchez Sierra. Reunida, telemáticamente, en Málaga, el día 19 de mayo del año 2020, la comisión negociadora del Convenio Colectivo de Trabajo para las Industrias de la Construcción, Obras Públicas y Oficios Auxiliares de Málaga y su provincia para los años 2017-2021, con la asistencia de don José M. Pallares González, por UGT-MCA; y doña Violeta Aragón Correa y don Francisco Romero Pérez, por parte de la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), todos ellos miembros de la mencionada comisión negociadora, acuerdan, modificar el calendario laboral para el año 2020, en los términos que a continuación se reproducen:

Primero. La comisión negociadora del Convenio Colectivo de Trabajo para las Industrias de la Construcción, Obras Públicas y Oficios Auxiliares de Málaga y su provincia para los años 2017-2021, acordó de forma extraordinaria y urgente en atención a las circunstancias excepcionales e inéditas derivadas de la conocida como crisis del Coronavirus (COVID-19), modificar puntualmente el calendario laboral del sector de la construcción en la provincia de Málaga para el año 2020, estableciendo una jornada especial continuada de 7 horas, realizables de lunes a viernes, desde el día 23 de marzo de 2020, y mientras perdurase la situación de excepcionalidad y el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, o sus eventuales prórrogas. Una vez decretado el cese del estado de alarma, se procedería a regularizar el calendario laboral, a fin de dar cumplimiento a las 1.736 horas de trabajo que para el año 2020 establece el Convenio Colectivo de Trabajo para las Industrias de la Construcción, Obras Públicas y Oficios Auxiliares de Málaga y su provincia para los años 2017-2021 En el transcurso de las semanas siguientes, se han dictado, tanto por la Administración General del Estado, como por los representantes de la patronal y de los sindicatos más representativos, guías y protocolos de actuación que contienen las medidas preventivas y buenas prácticas que se han de adoptar en los centros de trabajo en general y en las obras en particular, lo cual ha permitido a las empresas y a los trabajadores conocer e implantar las necesarias, para evitar, en lo posible, los contagios en el trabajo.

La comisión negociadora, en base a lo anterior, y atendiendo al criterio de desescalada, establecido por Gobierno de España para recuperar la normalidad de la actividad económica, considera que se deben adoptar los acuerdos para conseguirlo, concurriendo las circunstancias necesarias para restablecer la jornada laboral ordinaria, aun manteniéndose el estado de alarma.

Por ello, la comisión negociadora, representando a empresas y trabajadores del sector de la construcción en la provincia de Málaga, por unanimidad de los asistentes, acuerdan:

1. Dejar de aplicar la jornada especial continuada de 7 horas, acordada el pasado 21 de marzo por esta misma comisión negociadora, reestableciéndose la jornada partida ordinaria de 40 horas semanales, a partir del próximo lunes 25 de mayo de 2020.

2. Modificar el calendario laboral correspondiente al año 2020, a fin de regularizar el número de horas laborables que se redujeron. Un total de 34 horas, en aquellas empresas que se acogieron a la aplicación del acuerdo extraordinario de esta comisión negociadora desde el 21 de marzo de 2020, hasta el 22 de mayo de 2020, a cuyos efectos:

a) Pasan a considerarse laborables, en toda la provincia, los siguientes días, que, en calendario anterior, aparecían como no laborables:

17 de agosto. 18 de agosto y 7 de septiembre.

b) Se mantendrán como no laborables, en toda la provincia, los siguientes días:

24 de diciembre y 31 de diciembre.

c) La jornada ordinaria semanal será de (40) horas, distribuidas de lunes a viernes, con las siguientes excepciones:

Mes de Mayo. Jornada de (9) horas los días 25, 26, 27, 28 y 29 de mayo.
Mes de Junio. Jornada de (9) horas los días 1, 2, 3 y 4 de junio. Jornada continuada.

Meses de Julio y Agosto: Jornada de (7) horas, desde el 6 de julio al 28 de Agosto, ambos inclusive.

Mes de diciembre. Jornada de (7) horas los días 28, 29 y 30 de diciembre.

3. Incorporar el calendario modificado a la presente acta.

Segundo. La comisión negociadora recuerda que la recuperación de las horas correspondientes al periodo regulado en el Real Decreto-Ley 10/2020, de 29 de marzo, en el que se estableció el permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19, se ha de realizar conforme a las determinaciones contenidas en el artículo 3 del citado real decreto.

Se recomienda por parte de esta comisión recuperar una hora diaria dentro de la jornada partida, o que se resten de días de vacaciones, según acuerden con los trabajadores y siempre que la normativa laboral específica lo permitiera.

Tercero. En cualquier caso, y tras las regularizaciones necesarias, el cómputo anual de trabajo ordinario para el año 2020, será de 1.736 horas, según establece el Convenio Colectivo de Trabajo para las Industrias de la Construcción, Obras Públicas y Oficios Auxiliares de Málaga y su provincia para los años 2017-2021.

Siendo las 11:30 horas del día señalado, y no habiendo más asuntos que tratar, se aprueba la presente acta, suscribiendo la misma todos los asistentes,

FICA-UGT, José M. Pallares González.ACP MÁLAGA: Violeta Aragón Correa y Francisco Romero Pérez.

El presente calendario se adaptará, en las diferentes localidades de la provincia, a sus propias festas locales.
* Si alguna de las festas locales coincidiesen en sábado (S) o no laborable (NL), estas pasarán al día posterior laborable.

El cómputo anual de la jornada se establece en 1.736 horas. Con carácter exclusivo para el 2020, se considerarán como no laborables, en toda la provincia, los días: 24 y 31 de diciembre.

La jornada ordinaria semanal será de (40) horas, de lunes a viernes, con las siguientes excepciones:

– Enero: Jornada de (7) horas los días 2 y 3 de enero.– Abril: Semana Santa: Jornada de (7) horas, el Lunes Santo (6 de abril), Martes Santo (7 de abril) y Miércoles Santo (8 de abril).– Jornada COVID: Jornada de (7) horas desde el 23 al 27 de marzo, ambos inclusive y del 13 de abril al 22 de mayo, ambos inclusive.

– Jornada continuada: Jornada de (7) horas desde el 6 de julio al 28 de agosto, ambos inclusive.

– Diciembre: Jornada de (7) horas los días 28 a 30 de diciembre

– Permiso retribuido R D. 10/2020: (61) horas 30 y 31 de marzo y 1, 2, 3, 6, 7, y 8 de abril.

Consejos tributarios. Donaciones

Donar una vivienda a un hijo: recomendaciones, pasos a seguir e impuestos a pagar

Hay que estudiar bien las circunstancias de donante y receptor de la vivienda para ver si este proceso merece la pena o no.

Hombre prevenido vale por dos. Mujer también. Este refrán español, unido a los desgraciados últimos acontecimientos provocados por el Covid-19 y la posible subida de algunos impuestos como el de sucesiones ha reactivado la opción de donara los hijos algunos bienes en vida.

En España, la vivienda es uno de los bienes más preciados. Más aún viendo los precios que están alcanzando en algunas zonas. Por eso, donar una casa a un hijo o hija representa uno de los mayores colchones de estabilidad que los padres pueden ofrecer a sus descendientes.

Sin embargo, es necesario conocer los pasos a realizar y una serie de consideraciones a tener en cuenta para realizar todo el proceso acorde a la ley y así no tener sorpresas desagradables en el futuro.

Cuidado si hay más hijos

Para empezar, la donación se regula en el artículo 618 del Código Civil y se define como “un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta”. Por tanto, es sencillamente dar algo a alguien a cambio de nada, o lo que comúnmente se conoce como hacer un regalo.

También hay que tener en cuenta, como apunta para Invertia Isidro del Moral, cohead de Bird & Bird en Madrid que además dirige el área de inmobiliario del despacho, “en los territorios con normativa foral, habría que atender a dicha legislación, y si la misma contiene alguna especialidad al respecto”.

Una consideración previa a tener en cuenta para los padres que tienen más de un hijo. “Aunque la donación sea un regalo, o precisamente por eso, la donación no puede perjudicar a los derechos de los herederos forzosos, es decir, no puede afectar a lo que los hijos deben recibir necesariamente por herencia por imperativo legal”, apunta Isidro del Moral.

Por tanto, nadie puede recibir por donación más de lo que podría recibir por herencia. “Dado que los hijos son herederos forzosos, estos tienen legalmente derecho a recibir un tercio, al menos, de los bienes de los padres por partes iguales entre todos ellos”, indice el abogado de Bird & Bird. Hay un segundo tercio, el de mejora, que los hijos o descendientes deben además recibir, si bien no necesariamente por iguales partes entre todos ellos. El último tercio, es de libre disposición, y puede dejarse a quien cada persona decida.

Los pasos

El precio es sencillo. Laura Vicente Calvo, abogada sénior del Área Tributaria de Ceca Magán Abogados, explica a Invertia que “el donante deberá aportar ante notario la escritura de adquisición del inmueble, una nota simple de dicho inmueble que deberá haber solicitado y obtenido en el Registro de la Propiedad, y el último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles satisfecho”.

Ello permitirá acreditar ante notario, por una parte, que el donante es el propietario de la vivienda que dona; por otra, el estado de cargas del inmueble; y por otra, que el donante está al día en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

A la firma deberán comparecer el donante y el donatario (o sus representantes), el primero para donar y el segundo para aceptar la donación. “Una vez firmada ante notario la escritura de donación, y previo pago de los impuestos sobre Donaciones y sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (más conocido como plusvalía municipal), el hijo donatario podrá registrar el inmueble a su nombre en el Registro de la Propiedad”, expone Laura Vicente.

Impuestos a pagar

Aunque sea un “regalo”, Hacienda somos todos y también quiere su parte, así que tanto donante como donatario tienen que hacer frente a una serie de impuestos nacionales, autonómicos y locales (estos últimos variables según la región).

En primer lugar, el donante. “Si como consecuencia de la donación del inmueble se pusiera de manifiesto una ganancia patrimonial (por ser el valor del inmueble donado superior al valor por el que lo adquirió el donante) esta debería integrase en la base imponible del ahorro del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y tributaría según unos tipos progresivos del 19% al 23%”, indica la abogada de Ceca Magán.

Dicha ganancia podría, en su caso, compensarse con pérdidas patrimoniales obtenidas durante el ejercicio en el que se produzca la donación y los cuatro años anteriores. “Sin perjuicio de lo anterior, esta ganancia quedaría exenta del IRPF en el supuesto de que el donante tuviese más de 65 años y el inmueble donado constituyera su vivienda habitual”, puntualiza Laura Vicente.

En caso de que la donación supusiera una pérdida patrimonial (por ser el valor del inmueble en el momento de la donación inferior al precio por el que se adquirió), según la mayoría de la doctrina esta no se computará en el IRPF dado que se ha producido como consecuencia de una donación (aunque hay un reciente pronunciamiento del TEAR de Valencia en sentido contrario).

Turno para que el recibe la donación. En su caso ha de pagar el Impuesto de Donaciones, que regulan las comunidades autónomas, y la plusvalía municipal a presentar y abonar en el Ayuntamiento donde está ubicada la vivienda. Ambos deben satisfacerse en el plazo de 30 días hábiles desde que se produzca la firma de la escritura ante notario.

El Impuesto sobre Donaciones se calculará aplicando una escala progresiva de gravamen sobre el importe por el que se hubiera valorado el inmueble donado (cuyos tipos de gravamen oscilarán entre el 1% y el 36,50% en función de la comunidad autónoma).

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, las donaciones entre padres, hijos, cónyuges o parejas de hecho, tiene una bonificación del 99%, por lo que solo se deberá pagar el 1%, que se mantiene como elemento de control tributario. Vista la escasa oferta en la capital, recibir una vivienda es lo más parecido a ganar la lotería.

“El donatario podrá beneficiarse de dicha bonificación, solo respetando los aspectos formales de la donación explicados anteriormente, como que la donación conste en escritura pública”, expone Isidro del Moral. 

Para concluir está la plusvalía municipal. Se calcula aplicando un tipo de gravamen (que se fijará por la ordenanza municipal correspondiente al municipio en el que radique el inmueble, pero que no podrá exceder del 30%) sobre el incremento del valor catastral del terreno que en el momento de la donación corresponda al inmueble donado experimentado a lo largo de un período máximo de 20 años.

“Tanto si dicho incremento no tuviera lugar, como si se produjera una pérdida patrimonial en el IRPF del donante como consecuencia de la donación, podría defenderse la no sujeción de la donación a este impuesto y, por lo tanto, el donatario no tendría que hacer frente al pago del mismo que, en ocasiones, puede llegar a resultar muy elevado”, afirma Laura Vicente

¿Merece la pena?

Después de comprobar todos los trámites que hay que hacer e impuestos a pagar, cabe la duda de si realmente merece la pena donar una vivienda o esperar. Depende. Por ejemplo, tal y como admite Laura Vicente, “en las transmisiones mortis causa el causante no debe tributar en su IRPF por la plusvalía generada, en su caso, por la transmisión de los inmuebles a sus hijos”.

Cuidado también con el lugar donde está la vivienda y donde residen los padres. En las donaciones de inmuebles, los hijos deberán tributar conforme a la normativa de la comunidad autónoma en la que radique el inmueble. En las transmisiones mortis causa, los hijos deberán tributar conforme a la normativa de la comunidad autónoma en la que era residente en causante. Dado que Impuesto sobre Sucesiones es competencia de la Comunidad Autónoma, hay que mirarlo bien.

Por último, la abogada de Ceca Magán advierte que “si el motivo de la donación no es la mera voluntad de donar, es probable que no sea recomendable hacerlo”. “Si la donación se hace exclusivamente por motivos fiscales, es fácil que, con el paso del tiempo, los inconvenientes derivados de la donación superen las ventajas de haberla hecho”, ahonda.

Y por mencionar un caso extremo, si la donación se hace con la finalidad de evitar o dificultar que los acreedoresactuales o inminentes del donante puedan cobrar sus créditos, debe desaconsejarse dicha maniobra, pues puede ser constitutiva de un delito de “alzamiento de bienes” (frustración de la ejecución) o “insolvencia punible”.

Fuente. El Español 07/06/20

Gestión del Covid-19

Januse TM

Sirva ésta publicación para agradecer a mi equipo que ha estado apoyando de manera constante para que en éste estado de alarma por #Covid19 todo salga lo mejor posible a pesar de que la administración estuviese cerrada al público salvo algunos ayuntamientos como el de Mijas que han dado servicio controlado y atendiendo las peticiones de nuestros clientes o el de Fuengirola que a través del teletrabajo igualmente atendió las cuestiones y gestiones planteadas. No es de recibo que ésto ocurra cuando los ciudadanos más demandan información y gestiones quedando desamparados y sólo atendidos por los profesionales esenciales dedicados al Asesoramiento Fiscal, Laboral y Contable, Consultoría Empresarial, y Gestoría Administrativa.

También agradecer al equipo de colaboradores especialmente a la mutua de accidentes Ibermutua e Intercomarcal ya que ambas han estado a la altura y atendido todas nuestras peticiones en nombre de nuestros clientes de forma diligente.

Recuerda, En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. -Albert Einstein

Ahora todo queda en manos de la Administración que cumpla todas sus promesas, compromisos y obligaciones para con los afectados por el estado de alarma por Covid-19. -Javier Núñez

¿Qué puede hacer el autónomo cuando se le acabe el Cese de Actividad?

pexels-photo-3931509.jpeg
La nueva  prórroga del Estado de Alarma ha ampliado el Cese de Actividad extraordinario hasta el próximo 30 de junio. 1,4 millones de autónomos están cobrando ahora mismo esta prestación. ¿Qué les quedará cuando termine?

 

DE MOMENTO, LA PRESTACIÓN ACABARÍA EL PRÓXIMO 30 DE JUNIO

 

El pasado miércoles, el Gobierno aprobó una nueva prórroga del Estado de Alarma y esto hizo que se ampliara la prestación por Cese de Actividad extraordinario hasta el próximo 30 de junio. Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones son 1,4 millones de autónomos los que están acogidos a esta prestación.

Esto significa que casi un millón y medio de profesionales viven a día de hoy y hacen frente a sus gastos familiares con esta prestación extraordinaria que, en la mayoría de los casos, es de unos 661 euros, correspondientes al 70% de la base de cotización mínima a la que están acogidos la inmensa mayoría del colectivo.

¿Qué pasará más allá del 30 de junio?

Si bien las organizaciones más representativas de los autónomos llevan semanas pidiendo que se alargue la prestación más allá del 30 de junio, hasta ahora, el Ejecutivo no ha dado señales explícitas de que esto vaya a suceder. Por el momento, lo único que podría asegurar la continuidad de esta prestación extraordinaria más allá de junio serían dos nuevas prórrogas del Estado de Alarma que -visto lo ajustados que estuvieron los últimos resultados de las votaciones en el congreso para sacar adelante la última ampliación- son cada vez menos probables.

De cualquier manera, el Estado de Alarma se acabará y para, al menos, esos 1,4 millones de autónomos se abrirá un periodo incluso más duro que el anterior porque ya no dispondrán de esta ayuda, Precisamente aquellos autónomos que en este momento están acogidos a la prestación extraordinaria es porque realmente lo necesitaban para vivir y las perspectivas económicas apuntan a que su situación no mejorará lo suficiente en un futuro, será difícil que sus negocios hayan recuperado un nivel de actividad suficiente como para vivir de ellos. Salvo que hayan logrado algún crédito ICO que les cubra los próximos meses.

Muchos no podrán acceder al cese de actividad ordinario

A partir de julio comienza un periodo complicado para todos los autónomos, unos porque su actividad tradicionalmente baja o desaparece en estos meses de estío (los catering de los colegios por ejemplo) y otros porque, al contrario, dependen del turismo y en verano procuran ingresar lo suficiente como para sobrevivir el resto del año, algo que no parece probable porque faltarán viajeros. Es el caso de los guías turísticos, pequeños hostales, bares -sobre todo de ocio nocturno-, músicos, negocios de catéring, autónomos de la cultura y miles de otros subcolectivos sin perspectivas de actividad hasta dentro de mucho tiempo. Aunque hayan comenzado a abrir, será complicado ingresar lo suficiente para aguantar el invierno.

La única opción para estos autónomos será aguantar como puedan o solicitar el cese de actividad ordinario, aunque cambiarían dos cosas muy importantes respecto al actual cese de actividad extraordinario: la posibilidad de cobrar la prestación sin darse de baja en el RETA y la posibilidad de acceder a esta prestación sin necesidad de haber cotizado un tiempo mínimo” explicó Carlos Piñero, director del Área Jurídica de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Si se pusiera punto y final a la prestación extraordinaria, los autónomos tendrían que cerrar su negocio para cobrar el cese de actividad ordinario. Esta prestación no es compatible con el desarrollo de un negocio y debería darse de baja en Hacienda y Seguridad Social.  .

Hace falta un periodo mínimo de cotización

Además de tener que cerrar las persianas del negocio, los autónomos que opten por el cese de actividad ordinario deberán haber cotizado por esta contingencia un periodo de 12 meses -requisito que fue eliminado con el cese extraordinario- para cobrar un mínimo de tres meses de prestación. La cobertura va subiendo hasta llegar a 12 meses de paro en función de los meses cotizados 

El mínimo de un año cotizado es algo que ya han cumplido todos los autónomos españoles dados de alta en el RETA antes de 2018, gracias a la universalización de la cotización por esta prestación para todo el colectivo que se produjo en enero del 2019.

Además, se amplió la duración de la prestación en función de los meses cotizados por el autónomo. Los nuevos autónomos que se hayan dado de alta hace menos de un año no tendrían acceso a esta prestación. Precisamente son estos emprendedores los que más suelen necesitarlo, por las dificultades de poner en marcha un negocio y el tiempo que cuesta empezar a percibir beneficios. Pero, aunque llevasen un año, hay que volver a recordar que este tiempo de cotización daría derecho a sólo cuatro meses de prestación. Un tiempo que podría ser muy insuficiente para autónomos de algunos sectores con muy malas perspectivas de recuperación.

En función del tiempo que haya cotizado el autónomo aumenta la duración del derecho a percibir la prestación ordinaria. Esta es la relación actualizada por el SEPE:

cuadro-cotizacion

Fuente: Servicio Estatal de Empleo Público (SEPE)

En realidad, el  gran problema del Cese de Actividad ordinario, o paro de los autónomos, es que “aunque tenga el mismo nombre que la medida extraordinaria que ha puesto en marcha el Gobierno por esta crisis, son dos prestaciones diferentes.”Por razones desconocidas se le ha llamado igual, pero la prestación extraordinaria es, en realidad, una ayuda por el COVID-19 para los autónomos – eso sí, que está vinculada a la base de cotización- . Sin embargo, la ordinaria, el paro de los autónomos, es una prestación, que dura en función del tiempo que haya cotizado el autónomo al RETA y que, todavía tiene muchos problemas de acceso” explicó el director jurídico de ATA.

Justificar pérdidas

Además, para acceder al la prestación ordinaria hay que justificar pérdidas en el negocio de, al menos, el 10% durante todo un año. Otro de los aspectos que el colectivo considera como una traba y que le ha impedido durante años acceder a muchos autónomos,  ya que sobrevivir durante doce meses con este volumen de pérdidas se puede hacer muy complicado. Y eso, desde 2015, porque antes era imprescindible justificar un 30% de pérdidas en un sólo un año o un 20% en dos ejercicios consecutivos.

Por otro lado, en el cese de actividad extraordinario, las mutuas aceptaban una declaración jurada de haber reducido los ingresos por encima del 75%, mientras que en el cese de actividad ordinario hay que demostrar feacientemente esta caída de ingresos. Muchos autónomos, sobre todo lo que tributan por módulos, no pueden hacerlo.

Diferencias entre autónomos y asalariados cuando se acaba el paro

Es precisamente cuando suceden estos momentos de crisis cuando se hacen más evidentes algunas diferencias entre la protección de los trabajadores por cuenta propia y los trabajadores por cuenta ajena que ya venían de antes de la crisis por el COVID-19, según afirmó  Alberto Sierra, director del Área Jurídica de la editorial Sepin.

Se refiere fundamentalmente a que los autónomos no tienen apenas ayuda cuando se quedan sin trabajo, algo que no sucede con los asalariados. Y, además, quedan en peor situación que los trabajadores por cuenta ajena porque suelen contraer deudas.

No autónomos no tienen subsidio por desempleo

Esto se verá precisamente cuando quién solicite el cese de actividad ordinario después del Estado de Alarma se le acabe la prestación. “Mientras que el trabajador por cuenta ajena, una vez agotada la prestación de desempleo contributivo, tiene derecho al subsidio por desempleo de larga duración -de alrededor de 500 euros mensuales-,el autónomo no puede optar a tal subsidio. Por lo que, una vez finalizada su prestación, no podrá cobrar nada más” comentó Alberto Sierra.

Además, no hay que olvidar que el autónomo “tiene responsabilidad ilimitada, es decir, que no hay separación entre su patrimonio como persona y el que pertenece a la empresa. Si las cosas van mal, no sólo no tendrá derecho a cobrar nada más allá del “paro de autónomos” -en el caso de que pudiera acceder a él-, sino que además tendrá que responder con su patrimonio a cualquier deuda generada” advirtió el abogado de la editorial Sepin.

También es difícil acceder al subsidio para mayores de 52 años

Los autónomos tienen derecho a un subsidio por desempleo para mayores de 52 años que podría servir a los trabajadores por cuenta propia de esta franja de edad si se terminara la prestación extraordinaria y consumieran el “paro de autónomos”.

El Ministerio de Trabajo Migraciones y Seguridad Social confirmó que los autónomos pueden acogerse al subsidio para mayores de 52 años, siempre y cuando cumplan todos los requisitos, la realidad ha sido diferente. Según explicaron desde el Ministerio a este diario:  “el artículo 274.4 del TRLGSS (Texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social) permite que perciban el subsidio para mayores de 52 años todos aquellos trabajadores autónomos que hubiesen estado en una de las situaciones que permiten el acceso al mismo con anterioridad al trabajo por cuenta propia, una vez que finalizan dicho trabajo”

Sin embargo, lo cierto es que ha habido quejas de autónomos porque la Seguridad Social no está cumpliendo con lo que estipula la ley y está negando el cobro de este subsidio para mayores de 52 años. Éstos tendrían derecho a recibir la prestación, según establece la normativa, siempre y cuando hayan cotizado, a lo largo de su vida laboral, seis años en el Régimen General, independientemente de que luego se hubiesen dado de alta como trabajadores autónomos. 

Parece ser que, según pudo saber este periódico, la razón de que la mayoría de solicitudes hayan sido denegadas es que la duración del trabajo por cuenta propia no puede ser superior a 60 mese aunque cumplan el resto de requisitos legalmente establecidos”.

Ésta nueva frontera no está reflejada en el Real Decreto Ley 8/2019 sino en una instrucción interna, concretamente en ‘Instrucciones para la aplicación del Real Decreto Ley 8/2019’, enviada dese Seguridad Social a sus funcionarios. Es decir, es un requisito que no está en la norma legal sino en una instrucción interna.

A la espera de que el asunto se resuelva, lo que está seguro en esta crisis es que, de terminarse la prestación extraordinaria que aún sigue vigente hasta el 30 de junio, los autónomos menores de 52 años no tendrán ningún subsidio ni prestación más allá del “paro de autónomos”. Y los que sean mayores de 52, visto lo visto,  no tendrán la seguridad de poder acceder al subsidio que les correspondería. Principalmente porque, a esta edad, es muy probable que hayan cotizado más de seis años en el RETA.

Fuente. Autonomos y Emprendedor 23/05/20

Beneficiarios de la Ayuda a familias principalmente.

Los beneficiarios de la ayuda económica por hijos a cargo recibirán el ingreso mínimo vital de modo automático el 1 de junio

El ingreso mínimo vital que aprobará el Gobierno en las próximas semanas será prioritario para las familias que ya perciben una asignación económica por hijos o menores acogidos a cargo a cuenta de la Seguridad Social. De hecho, no tendrán que cursar la solicitud para tener acceso a la nueva medida de protección social, sino que el reconocimiento se producirá de modo automático.

Según el diario El Mundo, que ha tenido acceso al borrador de la medida que aprobará el Consejo de Ministros antes del fin de mayo, las familias o personas con hijos a cargo que ya cobren un subsidio de la Seguridad Social por esta circunstancia, percibirán el mismo día 1 de junio el nuevo ingreso mínimo vital sin tener que solicitarlo previamente.

Esto será así hasta el 31 de diciembre, y el año que viene tendrán que solicitar la ayuda siguiendo los cauces habituales que se hayan establecido, en el caso de que continúen dándose las condiciones para percibir la ayuda. 

El ingreso mínimo vital será abonado de modo trimestral y no mensual, y no tendrá caducidad mientras que se sigan cumpliendo los requisitos para beneficiarse del mismo. El cobro se percibirá con efecto al mismo día de aprobación de la medida para los solicitantes, y habrá sanciones en el caso de que la cuantía sea destinada a actividades o bienes no considerados básicos.

Fuente. El Economista 17/05/20

Nuestro comentario al respecto que esta ayuda favorecerá a las familias con hijos a cargo y por tanto incluye a las familias numerosas. Es una medida que viene a paliar la demanda de estos colectivos tan afectados por esta pandemia y lo mas importante que se hará de manera automática.

Cese de actividad para autónomos se ampliará hasta Junio.

Escrivá cede a las peticiones de los autónomos: mantendrá la ayuda hasta junio y ampliará la prestación para algunos sectores hasta final de año

El turismo será uno de los beneficiados más allá de junio, ha confirmado el ministroUnos 1,3 millones de trabajadores por cuenta ajena ha recibido la ayuda extraordinariaUATAE recuerda que los autónomos de temporada no reciben la prestación

El Gobierno autorizó a las empresas hace unos días alargar los ERTE hasta el 30 de junio, pero dejó fuera a los autónomos. Las asociaciones de trabajadores por cuenta ajena no tardaron en pedir las mismas condiciones para paliar el impacto económico de la crisis sanitaria de coronavirus. Tras días de incertidumbre, el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha confirmado que mantendrá su prestación extraordinaria por cese de actividad hasta el 30 de junio.

Según la normativa vigente, los autónomos beneficiarios de la prestación, 1,3 millones, seguirán percibiéndola hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma.  Pero, ¿qué pasa tras esa fecha? Otra de las demandas de los autónomos pasa por esa pregunta. El colectivo ya ha pedido que se amplíen las ayudas para algunos sectoreshasta final de año. Escrivá, en declaraciones a RNE, ha asegurado que estudian cómo extenderla y ha confirmado que el turismo estaría dentro con casi total seguridad. 

Seis de cada diez autónomos están ya en activo tras dos meses de parón obligado

“Tenemos que identificar ciertos sectores donde el parón de la actividad va más allá de junio. Habrá que estudiarlo con los agentes sociales. Es por ese camino por donde podemos acomodar algunas situaciones”, ha señalado el ministro, que ha recalcado que el sector turístico será posiblemente un firme candidato a la prolongación de estas medidas.

Autónomos de temporada

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha celebrado que el Gobierno esté estudiando el modo de extender la prestación extraordinaria y la posterior valoración de su continuidad. Según recoge EP, la secretaria general de Uatae, María José Landaburu, considera “muy positivo” que se amplíe esta medida excepcional de protección en coherencia con las decisiones que se han tomado con otras medidas, como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), que también se han prolongado hasta el 30 de junio.

No obstante, Landaburu recuerda que todavía hay colectivos dentro del trabajo autónomo, como los autónomos de temporada, que no están protegidos por la prestación y deben ser incluidos “inmediatamente”. “La desescalada y la recuperación económica no van a producirse de un día para otro y, por tanto, es previsible que la prestación, pasado el 30 de junio, deba ampliarse todo el tiempo necesario, en función del ritmo de la reactivación económica en cada sector, para que nadie quede desprotegido”, ha subrayado.

En concreto, Uatae apunta al pequeño comercio, la hostelería, el ocio, la cultura y todas las actividades vinculadas al turismo como los sectores en los que el Gobierno debe garantizar la continuidad de la prestación hasta que lleguen a la normalidad económica.

Fuente. El Economista 18/05/20.

Seis de cada diez autónomos malagueños ya han vuelto a la actividad.

La educación y la hostelería son los sectores que siguen más parados, con sólo un 13 y un 20% de negocios abiertos respectivamente

Seis de cada diez autónomos andaluces (el 60,9% concretamente) ya han vuelto a la actividad tras el parón obligado por la pandemia de la Covid19, según una encuesta elaborada por la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Es un porcentaje ligeramente superior a la media nacional, que es del 59,9%, y entre ellos están incluidos el 22% de autónomos que no han parado durante estos dos meses. «Málaga está en la línea del resto de Andalucía, con la salvedad importante de la hostelería, que sigue muy parada, con sólo dos de cada diez trabajadores reincorporados», apunta el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Es en la Región de Murcia donde más autónomos han retomado su actividad normal o nunca la abandonaron, con 7 de cada 10 autónomos (68,9%) en actividad. Le siguen Navarra (66,9%), Galicia (63,1%) y Canarias (62,4%). Todavía por encima de la media se encuentra Aragón (61,4%), País Vasco (61,1%), Andalucía y Extremadura (60,9%). Junto en la media se encuentra el Principado de Asturias (59,9%). La Comunidad de Madrid, todavía en fase 0, es en la que menos autónomos declaran estar ejerciendo su actividad: el 51,8% del total.

«La incorporación a esta nueva realidad ha ido sucediéndose poco a poco y de manera desigual en el territorio español. Muchos autónomos abrirán hoy por primera vez tras dos meses de parón. Se puede decir que se ha incorporado casi la mitad de los que habían parado», asegura el presidente de ATA. «Esperamos que a lo largo de la semana la incorporación sea mayor en sectores como la hostelería, en la que por ahora sólo han abierto sus negocios uno de cada cinco».

«Somos conscientes de que indudablemente habrá sectores que les será más rentable tener cerrado que abierto ante las restricciones sanitarias y otros que no puedan abrir porque su actividad pueda verse afectada aun ante las restricciones», añade Amor. «Además hay una correlación evidente entre las comunidades donde mayor peso tienen sectores como la hostelería, comercio o turismo que es donde menos incorporación ha habido y otra donde son los sectores como el agrícola, ganadero e industria los que predominan y que tienen una mayor incorporación de autónomos», concluye.

Por sectores

Los sectores donde más autónomos permanecen activos son agricultura (88,9%), actividades administrativas (87,7%), industria, (82,3%), transporte (78,3%), actividades sanitarias (76,6%), actividades financieras y seguros (76,5%), construcción (72,2%), actividades profesionales (70,7%) e información y comunicación (70,1%).

En el lado contrario hay actividades que están muy paralizadas como es la hostelería (donde sólo trabajan un 22,5% de los autónomos), actividades artísticas (24,2%) o actividades inmobiliarias (39,7%). En este sentido, la educación es el sector más castigado, pues sigue sin poder volver a su actividad. De este ramo sólo un 13,5% de autónomos aseguran que han retomado su actividad.

Para hacer esta encuesta, ATA ha realizado un cuestionario a una muestra representativa del colectivo de trabajadores autónomos entre los días 15 y 16 de mayo sobre la previsión que tienen respecto a sus negocios. Se han recibido 3.132 respuestas, dándose por válidas 3.077.

57.000 profesionales malagueños cobran la prestación por cese de actividad, el 47% del total

La Tesorería de la Seguridad Social ha reconocido ya en Málaga a un total de 57.034 autónomos la prestación extraordinaria por cese de actividad, lo que supone una cobertura de 47,6%, la segunda más alta de Andalucía por detrás de Cádiz, que además es la mayor de España. En Andalucía se están beneficiando de esta ayuda 236.825 autónomos, el 43,9% del total, lo que la convierte en la segunda comunidad autónoma en tasa de cobertura, por detrás de las Islas Canarias (46,48%).

En España, según el Gobierno central, son 1.316.000 los autónomos a quienes se les ha reconocido esta prestación, una cifra que representa el 92% de los más de 1,42 millones de trabajadores por cuenta propia que la han solicitado a fecha 12 de mayo. De este total, sólo el 3,1% se han denegado y mientras que el 4,6% restante está en trámite. Esta prestación, que también conlleva la exoneración de cuotas a la Seguridad Social de forma temporal, fue aprobada en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, tras la declaración del estado de alarma.

En términos absolutos, los sectores con más beneficiarios de la prestación son comercio (328.767 solicitudes aceptadas), hostelería (255.493) y construcción (134.383).

Tiene acceso a esta prestación, cuya cuantía asciende al menos a 661 euros mensuales, cualquier trabajador por cuenta propia inscrito en el régimen correspondiente que se vea afectado por el cierre de negocios debido a la declaración del estado de alarma o cuya facturación caiga en el mes un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior.

Según la Subdelegación del Gobierno, la Seguridad Social ya ha devuelto la parte correspondiente de las cuotas de marzo de 272.749 autónomos que tenían entonces concedida la prestación. En las próximas semanas también se realizarán las devoluciones de las cotizaciones de abril a aquellos a quienes se les reconoció después de que se realizase la orden de cobro.

El pasado día 30 de abril, más de 1,1 millones de autónomos recibieron la prestación extraordinaria, por un importe de 641,2 millones de euros. Previamente, el 17 de abril, ya se había realizado el ingreso de la primera mensualidad, que supuso una inyección de 670,9 millones de euros. La ayuda busca proteger la falta de ingresos de los autónomos en esta situación excepcional provocada por la COVID-19 y contribuir a la supervivencia de su negocio

Fuente. Diariosur 18/05/20.

Los autónomos pueden reabrir su negocio en Mayo y cobrar la ayuda extraordinaria a la vez por el Covid19.

  • La semana que viene se reúne la mesa interministerial para negociar medidas
  • Los autónomos piden extender el cese de actividad en el tiempo y ampliar colectivos
  • Reclaman mayor agilidad en la moratoria de alquileres, sin acreditar baja del RETA

En una orden ministerial emitida por la Seguridad Social se aclara que aquellos autónomos afectados por la pandemia del coronavirus y que se hayan visto obligados a cerrar su negocio durante los meses más duros de la crisis sanitaria pero que decidan reabrir durante este mes de mayo pueden compatibilizar el cobro de la prestación con los ingresos propios de su actividad económica, que es el límite de duración por el momento previsto para el estado de alarma.

autonomo-cerveza-770.jpg

Se trata de una orden interna del ministerio dirigido por José Luis Escrivá que no se hizo pública en el BOE el pasado mes de abril y que precisamente reclaman los autónomos sea anunciada en el Boletín Oficial para dotar de seguridad jurídica a estos supuestos y “que un cambio de criterio por parte de la Administración nos obligue a reembolsar la ayuda”, explican a elEconomista desde la la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) asegurando que es necesario generar certidumbre entre el colectivo que, más allá, supone en 98% del tejido productivo de nuestro país conformado por pymes.

La clave de la medida está en que a pesar de que los empresarios estén capacitados por las diferentes fases de la desescalada del confinamiento para reanudar su actividad, el nivel de demanda y de negocio no será el similar al que registraban justo antes del decreto del estado de alarma que entró en vigor el 13 de marzo. De este modo, será posible la compatibilización de la ayuda y la rentas de la actividad económica siempre y cuando este acredite una merma de ingresos en su actividad comercial del 75%. 

De hecho, el presidente de la organización representante de los trabajadores por cuenta propia asegura que la próxima semana se trasladará esta propuesta a la mesa interministerial en la que habrá presencia de la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz miembros de la secretaria de Estado de Comercio. Una cita clave ya que no solo se abordará esta cuestión de carácter formal ya que la orden ministerial vigente es clara sobre este aspecto pero que sí será crucial para dirimir otras peticiones del colectivo, como es la extensión de la ayuda extraordinaria por cese de actividad.

Precisamente, esta es una de las preocupaciones del colectivo que reclamará al Gobierno la próxima semana la inclusión de ciertos gremios que por el diseño del decreto donde se detalla la extensión de esta ayuda se quedan fuera algunos autónomos similares a los trabajadores asalariados fijos-discontinuos que se dan de al alta en el RETA entre los meses de marzo, abril y mayo (autónomos de temporada) para iniciar su actividad, habitualmente asociada a la temporada estival, y que posteriormente causan baja en los meses de octubre y noviembre (habiendo logrado ingresos para subsistir durante el resto del año). Pedirán así que este gremio, en el que se hayan los feriantes por ejemplo, puedan beneficiarse del cese de actividad en alguna de sus modalidades habida cuenta de que el negocio para este verano será residual.

También se encuentran en esta situación aquellos trabajadores por cuenta propia que no cotizan directamente al RETA, sino que por un acuerdo con la Seguridad Social abonan sus cuotas a mutuas de previsión social complementaria, como es el caso de los abogados o arquitectos, que no han visto modificadas en estos meses sus aportaciones pero sí su actividad económica sin haberse podido acoger a las ayudas aprobadas por el Gobierno.

Moratoria del alquiler e hipoteca

En principio estas ayudas, así como las compatibilidades con la actividad comercial o con otras prestaciones de la Seguridad Social, se restringen a la vigencia del estado de alarma actualmente vigente hasta el próximo 24 de mayo, tras la prórroga amarrada por el Ejecutivo esta misma semana en el Congreso de los Diputados.

Otra de la peticiones que se pondrá encima de la mesa interministerial es la moratoria del pago de alquileres o hipotecas de locales comerciales. Concretamente, aquí piden desde UPTA que que se debe dejar de pedir el certificado de baja de la AEAT y de la Seguridad Social, ya que “si un autónomo tiene que cerrar para acogerse a estas medidas, ya no las necesitan porque no tiene actividad”.

Fuente. El Economista 08/05/20.

 

El Gobierno penaliza a las grandes ciudades y continúan en la Fase 0 de la desescalada por el Covid-19.

Málaga no pasa a la fase 1: nos quedamos sin reuniones familiares y sin terrazas de bares.

El 11 de mayo en muchas zonas del territorio nacional avanzan, lo que trae cambios importantes en la hostelería, los hoteles, la movilidad y el ámbito personal.

Málaga se queda sin las deseadas reuniones de amigos y familiares. Era la novedad más importante que incorporaba las fase 1, que comienza en muchos puntos del territorio nacional, pero no en Málaga, desde el lunes 11 de mayo. Con la miel en los labios, estos son los privilegios que no podrán disfrutar los malagueños:

– Personal: Contacto social en grupos reducidos para personas no vulnerables ni con patologías previas. Se permitirán reuniones entre familiares y amigos de hasta 10 personas. Podrán ser al aire libre o en un domicilio. Se deberá guardar una distancia interpersonal de dos metros y mantener las medidas de higiene establecidas.

– En el coche: Los desplazamientos estarán restringidos a la misma provincia donde se encuentra el domicilio habitual y sólo podrán compartir vehículo las personas que residan en el mismo domicilio. Ya se les permitirá ir juntas en la misma fila de asientos.

– Comercio y servicios: Apertura generalizada de los locales y establecimientos comerciales que no tengan carácter de centro o parque comercial. Esto no altera la actividad de los establecimientos situados en centros comerciales a los que se ha permitido seguir abiertos al público durante el estado de alarma. Aforo limitado al 30%. Se garantizará una distancia mínima de 2 metros entre clientes. Cuando esto no sea posible, se permitirá únicamente la permanencia de un cliente. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. Cuando así lo proponga el ayuntamiento correspondiente, también podrán reiniciar su actividad los mercados al aire libre/venta no sedentaria (mercadillos) en la vía pública, con condiciones de distanciamiento entre puestos, y delimitación del mercado ambulante para correcto control del aforo por las fuerzas de seguridad. Limitación inicial al 25% de los puestos habituales o aumento de superficie para asegurar el mantenimiento de distancia de seguridad entre los puestos y los viandantes.

– Hostelería: Apertura de terrazas: se limitará al 50% de las mesas permitidas en años anteriores en base a la licencia municipal asegurando distancias. Podrían tener mayor número de mesas si el ayuntamiento permite más espacio disponible, respetando la proporción mesas/superficie del 50% y con un incremento proporcional de espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública. En un principio, el Gobierno había anunciado el límite del aforo para esta fase al 30% de las terrazas.

– Hoteles: Apertura sin utilización de zonas comunes y con restricciones, por ejemplo, en restauración, entre otras actividades, desinfección y refuerzo de normas de salud e higiene.

– Deporte profesional y federado: Apertura de centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas y, si es posible, turnos. Entrenamiento medio en ligas profesionales.

– Deporte no profesional: Instalaciones deportivas al aire libre sin público (solo para practicar deportes en los que no exista contacto: atletismo, tenis). Actividades deportivas individuales con previa cita en centros deportivos que no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios.

– Ocio: Bibliotecas (préstamo y lectura con limitación de aforo). Actos y espectáculos culturales de menos de 30 personas en lugares cerrados (con 1/3 de aforo). Actos y espectáculos culturales al aire libre de menos de 200 personas (siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria). Museos (solo visitas, no actividades culturales) 1/3 aforo con control de aglomeraciones en salas. Turismo activo y de naturaleza para grupos limitados de personas. Producción audiovisual y rodaje de cine y series.

– Velatorios: Para un número limitado de familiares, hasta 15, con protocolos de distancia física y seguridad.

– Lugares de culto: Limitación de un tercio del aforo total.

– Agricultura: Apertura de actividades del sector agroalimentario y pesquero que mantenían restricciones. Las actividades comerciales agrícolas y ganaderas se regirán por las reglas de comercio minorista (vino envasado, animales vivos). Los mercados de proximidad se regulan por la orden de comercio minorista.

– Servicios sociales: Reactivación progresiva, con atención prioritaria a colectivos más desfavorecidos, en función de las recomendaciones sanitarias establecidas. Entre ellos, y en atención a las personas con discapacidad, las terapias de atención temprana, ocupacionales, de rehabilitación y psicosociales. Atención domiciliaria y seguimiento continuo a personas mayores que no vivan en residencias.

– Ciencia e innovación: Reapertura gradual de aquellas instalaciones científico-técnicas que quedaron cerradas en la primera fase de la pandemia por no considerarse esenciales a corto plazo. Se podrán celebrar seminarios y congresos científicos o innovadores, respetando distancia social de más de 2 metros y de menos de 30 asistentes, garantizando el cumplimiento de protocolos de seguridad.

Fuente. Diariosur 10/05/20.

Por lo tanto en resumidas cuentas las comunidades autónomas, más las ciudades de Ceuta y Melilla, que pasan el lunes a la fase 1 de la desescalada y el resto lo hará parcialmente, menos Madrid, que permanecerá en la fase 0. Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Extremadura, Murcia, así como Canarias y Baleares (se suman todas las islas a las que ya estaban en fase 1 en ambos archipiélagos), son las comunidades que evolucionan íntegramente a la siguiente etapa, además de las ciudades autónomas. Las que pasan parcialmenteson Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia y Andalucía.

Así mismo el Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado el pasado viernes que pedirá al Gobierno central que se “revise” la decisión de dejar a las provincias de Granada y Málaga al completo en la fase cero, de manera que a partir del lunes no estarán en fase 1 del desconfinamiento, en la que sí entrarán las otras seis provincias andaluzas.

Si bien el gobierno se pronuncia indicando que con muchas posibilidades para el día 18 de Mayo Málaga y Granada pasen a la siguiente fase del desconfinamiento.